sábado, 6 de septiembre de 2008

Como reducir nuestro consumo de energía en el hogar

Hay muchas cosas que podemos hacer en nuestros hogares para reducir nuestro consumo de energía personal, tales como:

-Reemplazar los focos por los que consumen menos enegía y duran mucho más.
-Durante el día, abra las persianas y cortinas en lugar de encender la luz cuando requiera iluminación adicional.
-Mantenga sus aparatos eléctricos en buen estado y límpielos periódicamente, de esta forma no consumiran más energía de la debida.
-Recuerde apagar las luces que no sean necesarias, así como desenchufar los aparatos (abanicos, radios, televisores, computadoras, etc.) cuando no estén en uso. Incluso el cargador del celular sigue consumiendo energía aunque el celular esté totalmente cargado.
-Coloque el refrigerador en áreas donde no reciba luz directa del sol ni de fuentes de calor como las estufas.
-Cuando abra las puertas del refrigerador, hágalo por un período de tiempo breve.
-Cuando use la lavadora procure llenarla de ropa tomando en cuenta la capacidad de la misma, ya que el lavar menos ropa consume la misma cantidad de energía que si la lavadora está llena.
-Trate de no usar la secadora de ropa, sino de tender en su lugar para que la misma se seque naturalmente. Las secadoras de ropa consumen mucha energía, y dañan la tela de sus prendas.
-Trate de no usar el calentador de agua sino cuando sea necesario.
-Planche una sola vez por semana toda la ropa, empezando por las prendas que requieran menos temperatura y terminando con las que requieran más calor. Desconecte la plancha cuando esté en las últimas prendas de ropa para aprovechar la energía acumulada.
-Compre productos con el sello de ENERGY STAR que es un estándar internacional para el consumo eficiente de energía en los productos eléctricos, tales como refrigeradoras, televisores, aires acondicionados, computadoras, y muchos otros. Los productos garantizados por este sello consumen menos energía que el resto.

El uso de energía en nuestros hogares es permanente, no podemos prescindir de ella, pero sí podemos hacer un uso adecuado de la misma; por lo que, crea buenos hábitos de consumo de energía en tu hogar...no abuses de ella.